Nuestra Historia

Desde hace más de 100 años nuestros ingenios se han establecido entre los campos de cultivo más prósperos y fértiles de mexico, ubicándose en las zonas idóneas para el cultivo de caña. Desde entonces hasta el día de hoy hemos sido una empresa familiar, que busca la continua inversión y modernización de nuestros ingenios, con el fin de continuar produciendo más de 6 millones de toneladas anuales de azúcar fresca de caña.

Nuestro azúcar proviene de pequeñas cosechas familiares, propiedad de hombres y mujeres trabajadores dedicados a la siembre de caña. Es nuestro orgullo ofrecerle a usted y a su familia azúcar de caña 100% natural, elaborada bajo los más exigentes procesos de calidad, garantizándole así su satisfacción al utilizar nuestra azúcar.

Visión y Misión

Nuestra visión es ofrecer a nuestros consumidores azúcar natural y de sabor único, a la vez que trabajamos en eliminar las ideas negativas  preestablecidas sobre el azúcar, a través de una producción de caña amigable con el medio ambiente. Queremos que cada una de las recetas en donde utilice Zulka se mejor y sobre todo más deliciosa.

Natural, Pure, Cane Sugar

Sustentabilidad

En Zulka estamos comprometidos con la producción eficiente y sustentable de alimentos seguros, saludables y de alta calidad, ayudando a satisfacer y superar la creciente demanda mundial de alimentos.

Llevamos a cabo una serie de prácticas sustentables, para proteger y conservar nuestros valiosos recursos naturales, creando un ambiente de trabajo seguro y responsable, lo que nos asegura lograr producir caña de la más alta calidad.

Nuestro sistema de riego, además de reciclar el agua, nos permite asegurar que nuestra caña recibirá la cantidad optima de nutrientes necesarios para su efectivo crecimiento. Además, todos los desechos orgánicos que generados durante el procesos de elaboración, son utilizados como abono natural en nuestras siembras y cultivos.

 

Zulka no utiliza ningún tipo de combustible derivado del petróleo en sus ingenios, en su lugar nuestros ingenios son capaces de producir su propia electricidad al usar las sobras de la fibra de caña como combustible. Afortunadamente, debido a nuestros altos niveles de producción, podemos producir más electricidad de la que necesitamos, lo cual nos permite abastecer de energía a la red eléctrica de las comunidades aledañas a nuestros ingenios, contribuyendo a la construcción de un mundo más eficiente y amigable con el medio ambiente